Canción del mes de MAYO 2018: "SE VAN"

jueves, 18 de febrero de 2016

"El artista es reflejo de lo que pasa en la calle, no de una ideología"


Con un concierto de tintes ochenteros, reminiscencia de sus inicios profesionales, de sueños y bares, el cantante de origen nicaragüense Hernaldo Zúñiga se presentará el 27 de abril en el Auditorio Nacional, en el recital que bautizó El origen del manantial, fusión de los títulos de los dos volúmenes triples, dos discos y un devedé, lanzados a finales del año pasado: Manantial al margen y El origen.

En conferencia de prensa en el foro de Reforma, donde ya se ha presentado, Zúñiga anunció lo anterior.

El romance ha sido su característica y su trascendencia, y lo ha sembrado desde los años 80. Dijo que a diferencia de los poperos, que suelen crear sus mejores canciones entre los 20 y los 30 años, sus composiciones de mejor factura son de la madurez. A estas alturas, agregó, encontró un punto donde su voz es más expresiva, contrario sensu de lo que ha pasado a varios de sus contemporáneos, a quienes como en aquella rola tradicional, de su chorro de potencialidades sólo les quedó el chisguete.

Comenzará una gira de 18 meses por varias ciudades del país, Centro y Sudamérica .

El inicio

Se inició como cantante; sus dos principales éxitos no son de su autoría: Procuro olvidarte (Manuel Alejandro) y Mentira (del chileno Buddy Richard). Hoy por hoy se le reconoce como cantautor, trovador y baladista, al que han grabado numerosos intérpretes, como Pandora, Emmanuel y Horóscopos de Durango.

El amor y sus vicisitudes son las mareas de su inspiración, pero los temas sociales no son la excepción, como en Que nos dejen en paz.

Manantial al margen, añadió, resume años en los cuales se desarrolló como artista independiente, tiempo en que grabó cuatro discos. “En El origen es la primera vez que aparece ese material desde las cintas máster (estaban extraviadas y fue un verdadero milagro su rescate). Es un recorrido musical de los ochenta. En el concierto que viene eso tendrá un espacio digno. Hay que celebrar la reaparición de las cintas. Habrá invitados. Mañana (hoy jueves) estaré aquí, con Pandora, que grabó ¿Cómo te va, mi amor? El concierto tendrá un sentido secuencial. Trataremos de que no sea cursi, facilón. Llevaremos al público a esa década que fue prodigiosa en muchos aspectos”.

Acerca de si sus letras son para sentir o para pensar, contestó que ojalá sea lo primero. La luz de la creación de mis canciones es básicamente emocional. Después de eso hay un sustrato para pensar. Hay momentos catárquicos, incluso. Soy repelente a la nostalgia y no soy proclive a los recuerdos, a la recreación del pasado. Es más, soy bastante desmemoriado y no guardo fotos, recortes. La aparición de las cintas máster las escuché por la forma como se hallaron, pero eso no lo hago. No escucho los discos que grabo. Puedo poner algo si alguien me lo pide... en una entrevista, por ejemplo. Tuve, de alguna forma, una conciliación con ese pasado. Me emocionó muchísimo la belleza de la producción y me di cuenta de que he ganado mucho con el tiempo en términos vocales. Soy un cantante con muchos centros de la voz.

Consideró que los cantautores tienen en México las mismas oportunidades que los artistas de todos los otros géneros. Realmente somos muy pocos los que nos dedicamos a este género, pero no me quejo porque hay espacios, una oferta, en espacios como el Lunario, El Plaza Condesa. No veo a este género como doliente, sufriendo. Sí, es difícil llegar a las radios, por ejemplo, por el perfil que han tomado esos medios, pero no imposible.

De bar en bar

En los ochenta, el joven Hernaldo soñaba con hacer una carrera acompañado por su guitarra. Andaba de bar en bar.

Respecto de las modas y el mercado... a mí me gustaría pensar que estar más allá del bien y del mal no es sólo un sueño guajiro. En 2001 inicié un periodo independiente y muchas cosas empresariales las hice yo, como teatros sin tener un disco en la radio. Trato de no depender al ciento por ciento de la voluntad de terceros.

El romanticismo está bien, y lo defiende. Lo social y la realidad no se le escapan. “Creo que el artista es un reflejo de lo que ocurre en la calle, pero no de una doctrina o ideología o proyecto político. El mundo está plagado de malas noticias. Están el tema del narcotráfico y tantas cosas que lesionan a la sociedad civil. Sin embargo, nunca hay que dejar de contemplar a la contraparte, al albañil que va a su a obra poner los ladrillos. La vida está llena de lo contrario, de seres luminosos, positivos, virtuosos en muchas ocasiones. Lo malo, si triunfa, raspa. Creo que las palabras del papa Francisco en esta visita a México resumen ese sentir: apuntan los grandes problemas, pero también que hay vida más allá del narco y la corrupción. Ellos son pocos y cobardes. Nosotros somos más”.

http://www.jornada.unam.mx/2016/02/18/espectaculos/a08n1esp

No hay comentarios: