Canción del mes de OCTUBRE 2018: "DESPUÉS DE TODOS ESTOS AÑOS"

viernes, 5 de diciembre de 2014

Los cantautores aún requieren de espacios de difusión, afirma Hernaldo Zúñiga


México, DF. Con la canción Que nos dejen en paz, Hernaldo Zúñiga expresa su sentir por el estado de cosas en México y en el mundo; habla de un hartazgo contra el narco, la pobreza, la corrupción, la violencia, la inseguridad... y, sin embargo, la tonada es por momentos lenta y contenida.

“Las cosas encajan cuando tienen que salir, como los niños al nacer. Ni antes, ni después”, dijo en entrevista con motivo del lanzamiento de su nuevo disco, Mercurio, con el que toma la temperatura al entorno.

Mercurio es un cd más dvd, ambos con 22 temas, lo mejor del autor de origen nicaragüense. El disco compacto incluye 16 composiciones en vivo, algunas versiones acústicas, que engrandecen el binomio hombre-guitarra. “Este trabajo sale en el tiempo en que debió nacer, en un tiempo que a veces es jubiloso, con recuerdos, amable, días antes de la tradición de Navidad. A la vez, sale en un momento en que en este país ocurre una fractura. Son fracturas, que no son sólo de hoy, sino subterráneas, y echarle la culpa a un gobierno o a un sistema de hoy es algo extremista, pues tienen raíces que vienen desde hace tiempo. Esos sentimientos que estaban soterrados se han manifestado. Creo que este cd y dvd forman parte de ese pasado.

“La canción que nos dejen en paz ha tenido varios títulos, pero hoy se escucha diferente. Cuando fue compuesta, grabada y cantada probablemente tenía una connotación que hoy, en este tiempo, adquiere una dimensión primaria, y el texto se vuelve de aliento colectivo. Refleja la necesidad que tienen las sociedades, no sólo la mexicana, de encontrar sosiego, de hallar paz, que es al final del día el fundamento del progreso integral, en todos los sentidos, en lo material, espiritual, personal. La paz es un balance de cómo marchan las cosas.

“Que nos dejen en paz toca muchos asuntos que se han ido acumulando. El artista lo único que hace es proponer, reflejar, y hoy esta canción lo hace con el colectivo. La primera vez que hice una especie de estudio de campo para analizar la reacción inmediata de la gente al acabarla de interpretar fue hace dos años, en Chihuahua. Pasó algo muy inusual, pues fue aplaudida verso a verso. Eso me conmocionó. Ahí te das cuenta de cómo desde la humildad del trabajo de un creador, lo que hace puede convertirse en algo distinto cuando llega a la otredad, que le da la forma y le da el tamaño.”

Reconoció que como artista es más acústico que electrónico. En México y España hay numerosos cantautores, los cuales escasean en Argentina. Dijo que eso se debe a que es un movimiento que nació en Francia. Joan Manuel Serrat bebe de eso y lo reinventa en catalán y luego en español, y de ahí para el real. Los brasileños tienen el movimiento de la bossa, y los cubanos, lo suyo. En el caso de Argentina lo que pasa es que el nervio, lo central de la música, es el rock. Pero tuvieron al Flaco Spinetta, a quien vi en el Teatro Colón y me pareció un cantautor impresionante. ¡Y todo mundo dice que es rockero! Lo veo más bien en la tradición de la música de autor.”

Resaltó la importancia del Trovafest, realizado hace días en Querétaro, que concitó a diez mil personas. “Ahí no he logrado ir. Al final nosotros, los cantautores, hemos sido un poco perros verdes; es decir, extraños, marginales, pero llenamos auditorios, teatros, vendemos discos. Y eso a pesar de que la radio no nos ha hecho el menor caso, en México, y las disqueras van un poco con la corriente. Yo estoy convencido de que si tuviéramos una emisora potente, que se abriera a propuestas de cantautores, sería diferente, como ocurrió en Cuba y antes en Estados Unidos, con las radios de las universidades, que son penetrantes.”

Su nuevo proyecto discográfico aparecerá en 2015. “Aún no tiene rostro. Vengo componiendo con mucho trabajo un repertorio nuevo. Se me ha complicado por compromisos familiares, personales. Son asuntos muy perturbadores, entre ellos adaptarme a toda esta cosa, los cambios en la industria; los conciertos mismos se han complicado. Yo quisiera ahora sólo dedicarme a componer y a cantar.

Entonces, me tuve que volver un poco empresario y eso resta energía. Hoy el artista es muchas cosas. A todo eso, hoy se requiere dinero, tiempo y energía. Ya tengo canciones y algunas tienen buena pinta, pero aún no tengo el marco temporal. Algo tengo claro: ya no quiero ser el productor de mis cosas. La sola idea de eso me produce hasta tedio. Quiero ser el interlocutor de un buen productor que entienda bien lo mío y darle a él toda la talacha que corresponde a la producción.”

Entre otras, el material incluye Septiembre, ¿Cómo te va, mi amor?, Eres todo, menos azar, Procuro olvidarte y No tengo más patria que tu corazón.

No hay comentarios: