Canción del mes de AGOSTO 2018: "AMOR DE TANTAS VECES"

domingo, 1 de julio de 2012

Noche de ensueño con Hernaldo



Entre recuerdos de infancia, canciones clásicas, composiciones nuevas y un público satisfecho se desarrollaron los dos conciertos de Hernaldo Zúñiga

Regresó. Cantó. Enamoró. ¡Y triunfó nuevamente como profeta en su tierra! Dos noches para recordar, disfrutar y compartir fueron las presentaciones del cantautor nicaragüense Hernaldo Zúñiga, cuyo espectáculo volvió a colmar las butacas del Teatro Nacional Rubén Darío.

El público era heterogéneo e igual disfrutaron las señoras cuyas canas ya no se pueden ocultar, como los adultos de mediana edad y los jóvenes que acudieron al llamado de las inmortales canciones que han consagrado a este aeda del corazón.

El juego de luces era perfecto para dar giros imaginarios y cambiar los escenarios en los que los cuatro músicos bien acompasados ponían la melodía a los poemas compuestos por Zúñiga en diferentes etapas de su vida. Y hablando de poesía, el concierto también tuvo de recital y el público sucumbió ante los versos de diversos poetas que Hernaldo eligió como preámbulo para cada tema.

En ese sentido, es importante destacar la emoción que demostró la audiencia cuando leyó el epigrama de Ernesto Cardenal “Al perderte yo a ti”, antes de cantar el que podríamos llamar un himno del dolor por la pérdida del ser amado: Procuro olvidarte.

Hernaldo salió con una camisa mangas largas y pantalón negro, sin embargo, a medida que fue avanzando el concierto la empatía que alcanzó con la asistencia hizo que se despojara del formalismo y se quitara la camisa para mostrarse más cómodo y relajado con una camiseta del mismo color. Aplausos y gritos desenfrenados de sus admiradoras fueron la respuesta para esta acción.

Se vio a un cantante contento, espontáneo y entregado que logró que la audiencia coreara sus canciones más conocidas, acompañara con las palmas las que le eran más ajenas y exigiera las de su predilección.

Se escucharon gritos espontáneos de ¡Te amo! ¡Viva Masaya! ¡Hernaldo me encantas!, entre otros, a los que él siempre estuvo atento y respondió en la mayoría de los casos. Hernaldo tuvo que hacer una segunda salida porque el público quería más de lo previsto en la velada, así que complaciente salió, tomó su guitarra y empezó a tejer los hilos con los que terminó finamente su presentación.

Las butacas del teatro quedaron vacías cuando se despidió junto a sus músicos, pues el público se puso de pie en muestra de admiración, simpatía y respeto. Y con la satisfacción de haber visto a su ídolo musical dar lo mejor sí, la asistencia abandonó el local, devolviéndole su tranquilidad habitual.



HERNALDO ZÚÑIGA INTERACTUÓ CON SU PÚBLICO Y SE MOSTRÓ CONTENTO. EN LA GRÁFICA DE ARRIBA SALUDA AL PERSCUSIONISTA NICARAGÜENSE MELVIN VÁSQUEZ. FOTOGRAFÍAS ALEJANDRO SÁNCHEZ



http://www.elnuevodiario.com.ni/variedades/256440-noche-de-ensueno-hernaldo

No hay comentarios: