Canción del mes de JUNIO 2018: "NENA"

lunes, 14 de octubre de 2013

Inunda con su romanticismo



Una perfecta comunión entre el público, la música y los sentimientos, fue lo que Hernaldo Zúñiga logró con su espectáculo la noche del sábado.

Si hay alguna forma de describir la presentación del cantautor nicaragüense en el Auditorio Río 70 ésta sería: sublime.

Desde el primer momento que el artista sube al escenario lo llena con su presencia, pese a su menudita figura.

Los regios que se dieron cita en el recinto disfrutaron de una agradable velada plagada de bellas poesías convertidas en canciones.

Es cierto que Hernaldo Zúñiga no se ha hace acompañar de una gran producción, tan sólo un músico, un juego de luces, atril, banco y guitarra, son los elementos con los que cuenta, pero esto realmente pasa a segundo término, ya que sus melodías son el centro de atención en el show.

No cabe duda que Zúñiga cuenta con admiradores de hueso colorado que no lo dejan solo y lo hacen sentir indispensable en sus vidas, ya que durante todo el espectáculo el autor de temas clásicos como “A mi aire” es colmado de elogios y apapachos.

El reloj marcaba las 21:45 cuando el recinto apagó sus luces, de pronto en el escenario una figura bajita, delgada ocupaba su banco y tomaba su guitarra, fue en ese momento cuando el público se volcó de inmediato en muestras de cariño para el artista.

“A mi aire” fue el preámbulo de una agradable velada en la que el romanticismo era la constante principal.

No cabe duda que Hernaldo Zúñiga no sólo sabe componer e interpretar sus melodías, sino que además la declamación se le da de forma natural, y eso lo demostró durante la noche, ya que no pudieron faltar algunos versos de sus poetas favoritos como Jaime Sabines y Miguel Hernández.

“¿Cómo te va mi amor?”, “Que nos dejen vivir en paz”, “Eres todo menos azar”, “¿A dónde va?”, “Siempre”, “Creciendo”, “Septiembre” y “Procuro olvidarte”, fueron parte del extenso repertorio que el nicaragüense ofreció a sus admiradores, dejándolos con un grato sabor de boca.

No hay comentarios: